Ohio & Michigan's Oldest and Largest Latino / Hispanic Newspaper

Since 1989

 

L

 

    media kit    ad specs    classified ad rates    about us    contact us

       



Aumenta el número de estadounidenses que se mudan a México

 

Por: Isabel Flores, corresponsal La Prensa

 

MEXICO: Recientemente la afluencia de migrantes de Estados Unidos a México ha ido en aumento. De acuerdo con el Instituto nacional de Estadística y Geografía (Inegi), a mediados del año pasado, en México residían 12.9 millones de personas, de los cuales 22.5 millones (18%) son migrantes absolutos (nacionales e internacionales) de estos, un millón 74 mil personas nacieron en otro país y el 74.4% son nacidos en Estados Unidos.

 

La razón principal por la que los estadounidenses se mudan a México es por jubilación ya que pueden cuidar de su salud a un menor costo, tener un clima menos duro, estar cerca de su país y vivir tranquilamente con el dinero que recibían. Sin embargo, el número de jóvenes ha aumentado en los últimos años. Especialistas aseguran que con la presidencia de Donald Trump cada vez más gente joven no quiere estar en su país y se mudan a México.

 

Muchos de estos jóvenes aprovechan las ventajas de la tecnología para trabajar desde sus computadoras en proyectos de su país, por lo que reciben el pago en dólares y les rinde más el dinero.  Tal vez ganan menos que en Estados Unidos pero tienen mejor calidad de vida. 

 

La mayoría se queja de los altos costos de alquiler en su país de origen pues a veces tienen que tener hasta tres trabajos para poder vivir en un buen lugar, mientras que en México es más barato y pueden encontrar mejores opciones con un menor presupuesto. También gastan menos en comida, tienen tiempo para convivir y vivir en familia. En México se trabaja para vivir y gozar la vida, mientras que varias personas consideran que en Estados Unidos todo gira en torno al dinero y al trabajo.

 


Para algunos no es el alquiler ni las playas o la vida nocturna, sino la cultura y el ritmo de vida que los enamoró de México.

 

Todos ellos tratan de disfrutar al máximo los encantos que tiene el territorio azteca aunque también se quejan de los procesos burocráticos tan difíciles y sin sentido. Otra cosa que no les gusta y preocupa bastante es la inseguridad, por lo que la mayoría se establece en lugares relativamente seguros.

 

El grupo más grande de menores estadounidenses vive en estados a lo largo de la frontera México-Estados Unidos, sobre todo en Baja California y Chihuahua, donde se localizan las ciudades de Tijuana y Ciudad Juárez. Lo cual indica que aunque viven en México, mantienen vínculos con su país. Por ejemplo, algunos padres viven a lo largo de la frontera para que sus hijos asistan a la escuela en Estados Unidos.

 

Otros de los lugares que prefieren los estadounidenses como destino son: Mexicali, San Miguel de Allende, Monterrey, Chápala, Mérida, Ciudad de México, Ensenada y Guadalajara.

 

Ajijic, ubicado en los alrededores del lago de Chápala, es uno de los lugares predilectos por los jubilados, por su excelente clima. El National Geographic dijo que tenía el segundo mejor clima del mundo y eso es algo que los extranjeros están buscando. En México hay muchos lugares colonizados por estadounidenses pero en este lugar se escucha más el inglés en las calles que el español.

 

También en San Miguel de Allende, Guanajuato hay una gran comunidad de estadounidenses y se han adoptado varias costumbres, por ejemplos los restaurantes tienen el horario americano en el cual se sirve la cena a las 6:00pm

 

Las autoridades mexicanas dicen que muchos de los estadounidenses son probablemente indocumentados. Típicamente se quedan más allá de sus permisos de seis meses; pero el gobierno es muy flexible con respecto a los migrantes de Estados Unidos, independientemente si están legales en el país o no. El año pasado Marcelo Ebrard, ministro de Relaciones Exteriores de México, dijo que nunca se les ha presionado para que tengan sus documentos en orden. Por lo general los infractores pagan una pequeña multa.

 

Aunque el estatus de turista crea algunos problemas en la vida cotidiana como no tener seguro médico, no poder abrir una cuenta de banco o realizar un contrato de renta a su nombre, los extranjeros se las arreglan para vivir tranquilamente.

 

Los inmigrantes estadounidenses están invirtiendo dinero en las economías locales, renovando casas históricas y cambiando las dinámicas.

 

Otro grupo que está creciendo en México son los hijos de mexicanos que nacieron en Estados Unidos. Son ciudadanos estadounidenses, pero llegaron a México cuando sus padres volvieron, voluntariamente o deportados. Algunos de ellos son de Centroamérica, pero la gran mayoría nació en Estados Unidos y tiene menos de 18 años.

 

Muchos de estos menores viven sin uno o ambos padres. La ausencia del padre es la más común. La gran mayoría vive con un abuelo. Los niños que no tienen documentos mexicanos no pueden inscribirse fácilmente en las escuelas en México. Asimismo, los niños que no hablan bien el español se enfrentarán a problemas de aprendizaje en las escuelas mexicanas.  También se enfrentan a barreras de integración social y económica.

 

Los inmigrantes estadounidenses que viven el sueño mexicano pueden tener las mismas esperanzas y metas que el inmigrante mexicano en los Estados Unidos: salir un poco adelante o comenzar una nueva vida.

 

 

 

 

 

 
Copyright © 1989 to 2020 by [LaPrensa Publications Inc.]. All rights reserved.
Revised: 03/17/20 20:01:33 -0800.

Home

 

 

Google
Web laprensa

 

 

 

 

«Tinta con sabor»     Ink with flavor!

 

   

Spanglish Weekly/Semanal

Your reliable source for current Latino news and Hispanic events with English and Spanish articles.
Contact us at laprensa1@yahoo.com or call (419) 870-6565

 

 

Culturas Publication, Inc. d.b.a. La Prensa Newspaper

© Copyrighted by  Culturas Publication, Inc. 2012